sábado, 21 de julio de 2012

Lagunas de Atapuerca

 Amanecer en las lagunas de Atapuerca

Con motivo de un viaje familiar en busca de nuestras raices humanas en los yacimientos de Atapuerca, pude realizar un par de visitas matinales a las lagunas de Atapuerca (18-19/7).
Se trata de un sistema lagunar formado por cinco lagunas, recuperado entre 2004 y  2008, después de que su aprovechamiento agrícola y ganadero provocase su comaltación. Como tantas veces he oído estos días durante las explicaciones relativas a las excavaciones de Atapuerca, estas lagunas se encuentran situadas en el Corredor de la Bureba, que constituye uno de los pasos de aves migradoras más importantes de la península ibérica, y por lo que se ve también de nuestros ancestros.
Fuente:La Bureba.com

El caso es que el día 18 todo fue según lo esperado y lo ya controlado por los ornitólogos de guardia de la zona, de cuyo excelente trabajo podeis disfrutar AQUí: reproducción de porrón moñudo y europeo, zampullín,focha, polla de agua,samormujo lavanco,etc. 
Pero la sorpresa me aguardaba al día siguiente, cuando hacia las 8:15, después de pasarme una hora aburridilla por causa de las neblinas que sobre la película de agua dificultaban las observaciones, me llaman la atención unos pajarillos que hacia la izquierda del observatorio 1, y a unos 5m de distancia, se descolgaban entre las eneas que circundan la laguna. Eran 2 ejemplares de bigotudo (Panurus biarmicus) de color pardo amarillento y largas colas, muy conspícuos entre el verdor vegetal.Uno sin duda era un macho joven, ya que tenía un antifaz negro(linea loral)muy marcado y enmarcado entre los ojos y pico amarillentos, con el dorso y los laterales de la cola también negros. El otro ejemplar se escondía más entre las eneas, pero pude constatar que se trataba de una hembra con un pico pardogrisaceo y antifaz mucho menos marcado. La observación duró entorno a un minuto, momento en el que me decidí a sacar la cámara de la mochila para fotografiarlos. No hubo opción, aún con mi cautela, debieron pensar que ya se habían exhibido bastante, y se internaron en el bosque de eneas. Pese a que aguardé un buen rato a que saliesen, y que después aún completé el recorrido entorno a la laguna, no los volví a relocalizar.

Para mí ya era regalo suficiente el haber disfrutado de esta preciosa observación, pero los compañeros de Burgos me comentan que esta es la primera cita de la especie en la provincia. Pues más contento aún. Pero sin duda, es más importante la labor de seguimiento que los compañeros hacen de este paraje natural, son los que con su labor diaria dan valor a este espacio,nos lo dan a conocer y por tanto contribuyen a su conservación, mi reconocimiento para ellos.

Y como no hay  fotos de los bigotudos pongo una malocha de las bonitas cigüeñuelas que se dejaban ver en las lagunas.


4 comentarios:

Xabi Prieto dijo...

Seguro que o pasaches pipa nesas lagoas, Marcos (xa sabes que Castela é unha das miñas debilidades).
Sempre me pareceu que na Meseta basta unha charca ou unha lagoíña ínfimas, para atopar unha de bicharía impresionante. Supoño que se debe ao efecto oasis. En cambio aquí ves cada "peazo" lagoa tremenda, cunha cobertura vexetal acojonante, pero están case baleiras de aves acuáticas (estou pensando en Doniños...)
Unha aperta

Marcos Suárez dijo...

Que razón tes Xabi, mais dunha vez teño pensado o mesmo dese efecto oasis, estos días que coma ben dis disfrutei ben, sin ir mais lonxe.
Saúdos

Anónimo dijo...

Hola. comentarte (por si no lo sabes) que en el blog aves de atapuerca comentan que localizaron los bigotudos y ponen fotos.
Un saludo.
Javier Río

Marcos Suárez dijo...

Gracias Javier, ya lo había visto, me alegro un montón.